6 sencillos pasos en la inversión inmobiliaria


 

Si usted desea sinceramente entrar en el campo de los bienes raíces, para comprar una propiedad como su inversión, hay muchas maneras de hacerlo según Housers. Tal vez la forma más sencilla de todas, y el punto de partida de muchas fortunas inmobiliarias. Esto se refiere a la estrategia de comprar propiedades que necesitan trabajo y arreglarlas para aumentar su valor.

1. Haga su investigación inmobiliaria

Haga su investigación, por adelantado. Seleccione una zona en la que quiera comprar una casa y luego mire las casas de esa zona hasta que encuentre una que esté por debajo de su precio en relación con el vecindario porque está deteriorada y necesita mucho trabajo como inversión. Los agentes inmobiliarios llaman a este tipo de casas “especiales para manitas”, y a veces las anuncian así en el periódico.

A menudo los agentes inmobiliarios anuncian una casa antigua como una casa que necesita. Para usted, este tipo de casa es un “durmiente”. Esto significa que es más valiosa de lo que parece para la persona promedio.

2. Pague la cuota inicial más baja posible

Una vez que haya encontrado una casa con un precio inferior al del vecindario y que tenga el potencial de ser arreglada, compre la casa con el pago inicial más bajo posible en efectivo. Muy a menudo, el vendedor le permitirá comprar la casa “sin dinero de entrada”, especialmente si está deseando mudarse a otro lugar y salir de los pagos de la hipoteca. Si esto no es posible, a menudo se puede conseguir que el vendedor vuelva a realizar una segunda hipoteca o una escritura fiduciaria sobre la propiedad por una cantidad que represente la mayor parte de su patrimonio en la casa.

3. Mudarse y ponerse a trabajar

Toma posesión de la casa, se muda y empieza a trabajar por las noches y los fines de semana para renovar y reformar su inversión, haciendo todo el trabajo usted mismo. Si es necesario, puede hacer cursos de carpintería y construcción de viviendas, comprar sus propias herramientas, asesorarse con otras personas que tengan experiencia en reformas de viviendas y aprender poco a poco a hacerlo usted mismo.

4. Actúa para maximizar tu inversión

Cuando haya renovado y transformado la casa y el jardín para que tengan un buen aspecto, puede hacer una de estas tres cosas.

Primero, puede vender la casa por más de lo que pagó. A continuación, puede tomar el beneficio de la venta de la casa y comprar otra casa para reformarla y renovarla.

En segundo lugar, puede alquilar la casa por una cuota mensual que cubra con creces los pagos de la hipoteca y le proporcione además un flujo de caja adicional.

En tercer lugar, puede alquilar la casa reformada y luego ir a un banco y refinanciar la casa, a menudo por el mismo importe que pagó por ella, basándose en el nuevo poder de ganancia de la propiedad cuando se alquila a un inquilino. Con un inquilino que le pague una cantidad determinada cada mes, puede conseguir una mayor tasación del valor de la propiedad. El banco te prestará dinero, o podrás pedir una nueva hipoteca sobre tu inversión, en base a esta tasación.

5. Repita el proceso

A continuación, puede repetir este proceso con otra casa, quizá más grande, invirtiendo su “capital de sudor” o capital humano, en las renovaciones hasta que la haya arreglado y esté listo para vender, alquilar o refinanciar una vez más.

6. Pasar a propiedades más grandes

A medida que aumente su inversión y sus activos, su flujo de caja y su experiencia, puede repetir este proceso y pasar a tener dúplex, tríplex, cuádruples y, finalmente, edificios de apartamentos.

Muchas de las grandes fortunas inmobiliarias comenzaron con un individuo que compró una sola casa y se puso a trabajar para arreglarla personalmente. Luego vendió la casa, compró otra e invirtió su tiempo en renovarla, y así sucesivamente. Con el tiempo, construyó un imperio inmobiliario que incluía docenas y a menudo cientos o miles de unidades residenciales.

About the author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *